En mi anterior artículo os avancé los siguientes pasos a realizar, siendo mi primera andadura la visita a los organismos SOC y al SEPE para formalizar mi situación de “PARADA”.

Desde que dejé mi trabajo he pasado por todos los estados emocionales posibles: miedo, alegría, tristeza, ilusión, motivación… Miedo por la incertidumbre de la situación, alegría por el inicio de una nueva etapa, tristeza por las bellas personas que formaron parte de mi antigua vida profesional e ilusión y motivación por emprender algo que me haga feliz.

Pero además, este torbellino de emociones (sobretodo el miedo), viene influido por condicionantes sociales como “¿qué dirán?”, y es que las acepciones de parada suelen ser bastante negativas. Según la RAE viene del participio “parar”, y entre sus definiciones viene:

  1. adj. Remiso, tímido o flojo en palabras, acciones o movimientos.
  2. adj. Desocupado, o sin ejercicio o empleo. U. t. c. s.

Una palabra no muy acertada… Y por no hablar de las connotaciones sociales que puede conllevar esta situación, generalmente negativas.

Pero si apartamos nuestros filtros y espejos y adoptamos una postura mucho más proactiva, la situación de parada te puede dar la opción de pararte a pensar que quieres hacer con tu vida profesional, y en el caso que quieras reinventarte (como es el mío), valorar las opciones disponibles.

Y ahí viene mi visita a las dos “S”, ¿porqué dos? Pues es que en Catalunya tenemos por una parte el SOC (Servei d’Ocupació Català) y por otra el SEPE (Servicio Estatal de Empleo – antiguo INEM), el SOC se encarga de ofrecerte formación, ofertas de empleo, posibilidades de emprendimiento entre otras y el SEPE te paga la prestación y te lo capitaliza en el caso que quieras lanzarte al emprendimiento y necesites de un importe determinado. Pero como no soy ninguna experta en esto, existe un blog muy útil si queréis más detalles en el que está estupendamente explicadas las funciones de cada uno: http://www.citapreviainem.es/cita-previa-soc/

¿Señales o casualidad?

Mi primera visita a estos dos estamentos fue si no más curiosa. Y es que últimamente estoy muy atenta a las señales y ellas vienen a mí para afianzar mis decisiones. Cuando me senté delante de Rosa, funcionaria perteneciente al SOC que me atendió estupendamente, encima de su mesa me encontré con un folleto de Barcelona Activa con cursos para emprendedores. Podría ser una casualidad claro que sí, pero es que resulta que esta mujer es la única persona encargada del emprendimiento en ésa oficina y por eso los folletos se encontraban en la mesa. Casualidad? Yo prefiero pensar en señal…

Las opciones del emprendimiento

Gracias a Rosa adiviné todas las opciones disponibles de formación y capitalización (obtener dinero de lo que te pagarían de prestación de desempleo para lanzar tu negocio); y es que puedo capitalizar todo o una parte, e incluso una vez capitalizada una parte, puedo cobrar al mismo tiempo la prestación hasta 9 meses. Además, si quieres te pagan la cuota de autónomos hasta expirar la prestación de paro (pudiendo ser el pago superior a los 2 años que tienes como parado). Eso sí, para poder capitalizarlo tienes que presentar un proyecto empresarial justificativo que dé seguridad a aquello que quieres montar.

No te dan el dinero que solicites si no presentas presupuestos que acrediten que quieres invertirlo en eso, y en todo caso posteriormente hay que presentar justificación documental de su pago. Para que os hagáis una idea os muestro el tríptico que he elaborado.

Como veis las opciones son varias, y en todo momento tienes el apoyo de organismos como Barcelona Activa (www.barcelonactiva.cat) que te ayudan a desarrollar el proyecto, analizar el mercado, ver las necesidades del público objetivo, etc.

Como podéis imaginar, salí de allí con muchos deberes: buscar cursos, analizar un posible presupuesto a invertir…

Pero antes de todo tengo que poner orden a mi cabecita y conocer con certeza que es aquello a lo que quiero dedicarme.

Julia Cameron será mi guía

En el curso de esta semana también he iniciado el libro “El camino del artista” de Julia Cameron (https://www.amazon.es/Camino-Artista-AGUILAR-OPERACIONES-EDITOR/dp/8403102054) y la verdad es que es todo un acierto haber empezado con este libro. Me da pautas y ejercicios para poder conocer quién soy y me anima a despertar mi creatividad. Por ahora me he lanzado a realizar uno de los ejercicios diarios que propone: la escritura mañanera que le he llamado yo. Es un tipo de escritura más inmediata e intuitiva, en la que lo que hago es escribir nada más levantarme lo que me viene a la cabeza, y la única condición es que deben ser 3 páginas. En principio sirve para despejar la mente de estorbos que nos ocupan la mente en nuestro día a día. Ya os iré explicando mi evolución.

Y por lo pronto esta es mi primera semana oficialmente como parada! En mi próxima semana mi intención es cultivar mi interior para despejar ramas y poder ver más claramente cuál es mi árbol de decisiones.

Hasta entonces… ¡Apostaremos por el multicolor!